Qué es un tatuaje con tinta blanca

Qué es un tatuaje con tinta blanca

Tal vez no imaginabas que existían, pero cada día son más populares. Por eso vamos a explicar qué es un tatuaje con tinta blanca, cómo se hace y qué puedes esperar si apuestas por esta curiosa y simpática modalidad.

Cómo es un tatuaje con tinta blanca

Vamos al grano. ¿Cómo se hace un tatuaje con tinta blanca? El método es relativamente sencillo. Dichos tatuajes blancos, también llamados white tattoos, se hacen en forma de modificación corporal permanente. 

En la actualidad, esta técnica que, además, tiene una serie de diseños muy representativos, está causando furor. Es una tendencia que vuelve locas a muchas personas por sus particularidades. Por eso la vamos a conocer un poco mejor.

Las características de los tattoos de tinta blanca

Por lo general, este tipo de tatuajes son dibujos, pero también se hacen símbolos y letras. Es decir, son tattoos en el sentido clásico de la palabra, pero tienen la particularidad de estar hechos con una tinta de color blanco.

Tal vez te preguntes si dicha tinta se ve bien sobre la piel. Lo cierto es que es indeleble, como la de cualquier otro tatuaje, por lo que se impregna en la capa más externa, en la dermis, por medio de agujas huecas.

Además, este tipo de tatuajes suelen ser muy minimalistas, atendiendo a cada detalle con sumo cuidado y con gran mimo. Así pues, los motivos y dibujos, pese a ser más transparentes, llaman poderosamente la atención.

Continuamos explicando que, por su lado, también se les aplica una apariencia muy delicada, dando a la persona que lo porta un toque de sofisticación muy del agrado de multitud de personas que optan por estos tattoos tan únicos y diferentes.

Además, recordemos que, al hacer un tatuaje con tinta blanca, no es necesario que solo se use este tipo de tinta preciso. También podemos añadir otros tonos de forma que logremos interesantes contrastes. Por ejemplo, para sumar detalles, sombras y bordes, o bien para resaltar el propio color blanco o amarronado de la piel.

Tipos de pieles

Y, precisamente hablando de pieles, veamos qué tipo de dermis permiten que se optimicen las características de este tipo de tatuajes que cada día están más de moda.

Al tratarse de la tinta blanca, puede haber cierta confusión en este punto. Ahora bien, en cuanto al color de la piel, no hay problema alguno. Sin embargo, si la persona que va a hacerse el tattoo tiene una dermis muy resistente o alérgica a la tinta, podría darse el caso de que no quede bien, amén de que, por lo general, resalta más en pieles muy blancas y claras, por lo que, si te pones muy moreno en verano, este tatuaje perderá lucidez.

Recordemos que aquí se usan las transparencias para jugar con los contrastes. Así pues, en pieles oscuras, el tatuaje tiende a quedar más bien opaco, o con tonos amarillentos y grisáceos, algo que lo desluce levemente.

Los cuidados

¿Qué cuidados va a necesitar un tatuaje con tinta blanca o tatuaje blanco? Si lo hace un profesional, encontraremos que serán pocos, pero sí que se debe tener en cuenta que habrá ciertos procesos que son especiales y a tener en cuanta una vez se haya acabado el trabajo.

En cualquier caso, lo tiene que hacer un experto que garantice las medidas sanitarias y de higiene y que use equipos y tintas de calidad que no causen daños severos en la piel.

A partir de aquí, recuerda lavar a diario la zona tras los primeros días de finalizar el tatuaje. Usa jabón antiséptico o neutro, evita infecciones, no lo expongas al sol ni al agua salada, y bebe mucha agua. Si tienes alguna crema especial, aplícala para hidratar y mantener el tejido fresco. Puedes pedir consejo al tatuador, no obstante.

Recuerda que, si optas por un tatuaje con tinta blanca, vas a tener un dibujo sofisticado, poco común, que será distintivo y único, y que puedes combinar con otros detalles para darle un toque personalizado y propio.

Deja un comentario