Agujas hipodérmicas: calibres y tipos

Agujas hipodérmicas: calibres y tipos

Vamos a conocer un poco mejor el casi desconocido mundo de las agujas hipodérmicas. A todos nos han pinchado, y es común que las hayamos visto más o menos grandes. Ahora bien, ¿cómo se diferencian unas de otras y cómo saber cuáles necesitamos para una labor concreta? Tratemos de dar respuesta a todas estas cuestiones.

Toda la información sobre las agujas hipodérmicas

Las agujas hipodérmicas son productos usados para la inyección de medicamentos y sustancias en un cuerpo vivo. No obstante, dichas sustancias se pueden inyectar también en otros elementos, ya que, tanto plantas como humanos o animales, y también objetos inanimados, pueden ser el objetivo de dicho pinchazo.

Y, recuerda, la aguja hipodérmica necesita del acompañamiento de la jeringa. De lo contrario, rara vez la podemos utilizar según la vayamos a usar. Ahora bien, como hemos dicho, la medida de la misma también estará en consonancia con la medida de la ya citada jeringa.

El calibre

Para saber cómo de grande o pequeña es una aguja hipodérmica, hemos de considerar el calibre, que se explicita por medio de una letra, la G, que corresponde a Gauge, y que es la que nos indica el diámetro interior.

En este caso, el calibre va asociado a un número. Es decir, cuanto mayor es, más fina es la aguja hipodérmica, y viceversa. Existe una amplia gama de diámetros que están descritos en los números de Gauge y que tenemos que conocer para saber qué aguja hemos de usar y cómo encajará en una jeringa.

El grosor de la aguja hipodérmica

Entonces, ¿cómo podemos pedir el grosor de estas agujas que son tan finas y estrechas? Como hemos dicho, el punto Gauges o G también se puede sustituir por los milímetros del sistema métrico internacional. Ambos son sistemas equivalentes y válidos que cumplen idéntica función, o sea, que el profesional pueda comprar la aguja hipodérmica adecuada para cada tratamiento o fin.

Los colores

Una última fórmula que se utiliza para identificar agujas hipodérmicas consta de uso de diversos colores. Sin duda, es un método muy cómodo, ya que permite que de forma rápida se pueda saber qué tipo de elemento tenemos entre manos.

Dicho esto, veamos cuáles son los colores más habituales que se suelen ver para diferenciar las agujas hipodérmicas según su uso y tamaño:

  1. Verde. Son las agujas de uso intramuscular. Se utilizan para inyectar fármacos como analgésicos, antibióticos o anti-inflamatorios, entre otros, así como para vacunas. Suelen tener unas medidas de 0,8x25 mm, o sea, 21 G 1.
  2. Gris o amarillo. Son agujas de uso intradérmico para pruebas cutáneas y para anestésicos locales. Por lo general, son agujas de diámetro de 0,3 x 12 mm, o sea, 30 G ½”, o bien agujas 27 G 1 ½.
  3. Rosa. Este color es identificable porque muestra un uso intravenoso. Generalmente, se utilizan en casos de medicación urgente. También para diluir el suero e inyectar a posteriori. Las agujas tienen unas medidas de 1,2x40 mm, o sea, 18 G – 1 ½.
  4. Amarillo. Son agujas hipodérmicas de uso intramuscular e intravenoso. Generalmente poseen unas medidas de 0,9 x 25 mm, o sea, 20 G 1.
  5. Naranja. Agujas de uso subcutáneo para inyectar vacunas, insulinas, etc. Por lo general, constan de medidas de 0,5 x 16 mm, lo que es lo mismo, 25 G 5/8”.

Así es como se distinguen las agujas hipodérmicas según sus calibres y sus tamaños, ya que no todas tienen los mismos usos. Lo que sí es cierto es que, si buscas comprar este tipo de producto, aquí vas a encontrar una amplia gama de ellos para todas las finalidades. Echa un vistazo a nuestro catálogo.

Deja un comentario