Acupuntura para la ansiedad: ¿por qué es buena?

Acupuntura para la ansiedad: ¿por qué es buena?

¿Merece la pena la acupuntura para la ansiedad? Cada día más médicos la recomiendan, pues realmente es positiva. Por eso aquí vamos a explicar los motivos y usos.

La ansiedad

La ansiedad es esa respuesta involuntaria de nuestro organismo a ciertos estímulos internos o externos. Nuestro cerebro percibe dichos estímulos como peligrosos, de ahí que se reaccione, a veces, de forma exagerada.

Cualquier cosa podría provocarnos ansiedad. Desde una película o una imagen hasta un libro, una discusión con alguna persona conocida o no, etc.

A todo ello nuestro organismo reacciona con sentimientos desagradables que se manifiestan a nivel físico y psicológico. Es como si reaccionara ante un peligro, algo que se conoce como ansiedad adaptativa, tremendamente necesaria para nuestra supervivencia.

Ahora bien, más allá de la ansiedad justa, a veces se dan casos en que se vuelve permanente, casi crónica, y esto sí que no es positivo para nuestro cuerpo, ni para nuestro cerebro.

Elevada la intensidad a niveles peligrosos y continuados, pueden aparecer síntomas en forma de alteraciones físicas o conductuales. Si se descartan las causas físicas y se demuestra que es por la elevada ansiedad, toca encontrar la fórmula adecuada para reducirla, y una modalidad interesante es, sin duda, la acupuntura.

Ataques de ansiedad

Además de la ansiedad que se extiende en el tiempo, también hay que hablar de los ataques de ansiedad. Se producen en momentos muy puntuales, cuando el individuo siente un miedo muy específico e intenso. Esta elevación puede durar segundos, minutos e incluso horas, llamándose también crisis de pánico.

Si estos problemas se repiten en el tiempo, se acaban por convertir en trastornos graves que inciden en la vida de los pacientes.

Cómo ayuda la acupuntura

¿Para qué sirve la acupuntura en los problemas de ansiedad? Sobre todo en casos leves, o cuando aparece el trastorno y está en sus estados iniciales, conviene acudir al profesional para que, ayudado por la medicación prescrita por el médico, podamos actuar en conjunto.

Con la aplicación de las agujas indoloras se logra una sensación de bienestar y relajación desde el primer momento de trabajo.

¿Cómo se produce esta sensación? Es sencillo. El acupuntor, con cada punzada, permite que el paciente libere endorfinas, las encargadas de procurar sensación de bienestar y relajación máxima. Y así se va haciendo en diversos sitios hasta lograr que la ansiedad termine por remitir por completo.

El número de sesiones

¿Cuántas sesiones son necesarias para que la acupuntura sea eficiente en un tratamiento contra la ansiedad? Obviamente, es un dato que puede variar. Depende de la persona y de su trastorno, pueden ser más o menos. En cualquier caso, será algo que dilucidará el profesional acupuntor en quien se confíe.

Las situaciones, lógicamente, pueden variar mucho y ser muy diversas. De todas formas, será el profesional el que estime cómo han de ser las sesiones y el número de las mismas.

Los beneficios

Podrás imaginar los múltiples beneficios de la acupuntura para la ansiedad. Y es que, al no haber medicamentos de por medio, por ejemplo, no se crea una dependencia de la misma, y tampoco una excesiva tolerancia. Es decir, no hay daños colaterales ni se provocan efectos secundarios preocupantes.

Es fantástica como ayuda al tratamiento impuesto por el profesional para lograr una eliminación total de la ansiedad.

También sirve para regular el estado del individuo, pues a través de la historia clínica se sabrá cómo actuar para lograr una mejora óptima.

Se hace un tratamiento totalmente personalizado según cada paciente. Eso permite también una notable mejoría que se siente en pocos días de sesiones.

Así es como funciona la acupuntura para la ansiedad. Así que, si eres profesional y necesitas agujas, recuerda que aquí vas a encontrar de todos los tipos para llevar a buen puerto tu trabajo.

Deja un comentario