9 consejos para comprar agujas para máquinas de coser eléctricas

9 consejos para comprar agujas para máquinas de coser eléctricas

Vamos a conocer algunos consejos para comprar agujas para máquinas de coser eléctricas, las más comunes a día de hoy, ya que pocas personas tiran de aquellas antiguas Singer, que se han quedado para museos y demás, pero que siguen siendo bellas, aunque poco útiles.

Recordemos que, junto con los prensa-telas, las agujas son piezas para coser que hemos de cuidar con especial esmero, ya que son tan importantes o más que las máquinas. Sin agujas no cosemos, sin máquinas sí. De ahí que no nos debamos descuidar para que nuestras costuras sean excelentes, para que los cierres funcionen correctamente, etc. 

Consejos para comprar agujas para máquinas de coser eléctricas

Bien, vamos a ver qué tenemos que saber para comprar agujas para máquinas de coser. Lo primero que tenemos que especificar es cómo es la citada aguja. Las partes que la componen son las siguientes:

  1. Talón: es la parte superior, la más grande. Es la parte que se ajustará a la máquina de coser y suele tener diversas formas, desde cilíndricas a plana por una o ambas caras. Además, aquí encontramos el número de calibre. La parte alta es la que se introducirá en la máquina.
  2. Ojo: el ojo es clave en una aguja, aunque sea para máquinas de coser. En este caso, es la protección del hilo, que sufre con la fricción cuando la aguja cose la tela. Por eso es necesario que el ojo sea válido, para que el citado hilo fluya de forma adecuada y ajustada a su grosor.
  3. Punta: obviamente, la punta será el detalle que definirá cómo podemos trabajar con estas agujas. Para ello encontramos diversos tipos que utilizaremos dependiendo de la técnica con la que vayamos a coser. Por eso encontramos puntas excéntricas, redondas o en forma de lanza, que son quizás las más comunes.

Los tipos de aguja

Llegados a este punto, vamos a continuar avanzando sabiendo cuáles son los tipos de aguja que tenemos disponibles y cómo los podemos adaptar a nuestras máquinas eléctricas para su uso adecuado. Toma buena nota:

  • Agujas universales: son las más usadas porque son las más adaptables a todo tipo de máquinas y trabajos. Es decir, todoterrenos que sirven para hacer de todo. Poseen punta redondeada y no están diseñadas para trabajos muy específicos, ya que para ello se requieren agujas en el mismo sentido, mientras que estas son más genéricas.
  • Agujas Stretch: poseen un ojo especial junto con la punta redonda para adaptarse a toda clase de telas elásticas.
  • Agujas quilting: en este caso hablamos de agujas que se usan para tejer y coser según dos técnicas, que son las famosas patchwork y quilt. Por eso son más fijas, afiladas y especializadas para que puedan atravesar el cuero, el tejido duro o varias capas de telas.
  • Agujas de punta de bola: llamadas también Ballpoint, son las más habituales cuando se compran. Se usan para punto y facilitan que los nudos de los tejidos se introduzcan cómodamente.

El tamaño

Finalmente, te has de parar en el tamaño de la aguja. En este caso, siempre dependiendo del tipo de tela e hilo que vayas a usar, y también de la máquina eléctrica, has de fijarte en los detalles para que todo ajuste de forma correcta y puedas proceder a realizar un buen cosido.

Las agujas tienen un número grabado. El mismo indica lo fina o gruesa que es. El rango depende, ya que en Europa usamos uno que va del 60 al 110, mientras que en EEUU van desde el 8 al 18.

Finalmente, recuerda mirar la máquina eléctrica que utilizas para saber cada cuánto has de cambiar la aguja según el proyecto y demás. Así la tendrás siempre como nueva y lista para usar en cualquier momento.

Toma nota de todos estos consejos para comprar agujas para máquinas de coser eléctricas, adquiere las que necesitas y disfruta de tus trabajos de calidad desde hoy mismo. Da igual la marca, ya sea genérica, Alfa o Singer, prepárate para pasarlo en grande.

Deja un comentario